Estilo de Vida
1

¡Mantente activo!

Practicar ejercicio físico moderado al menos 30 minutos cinco veces por semana, ya sea hacer yoga, montar en bicicleta o bailar, fortalece el sistema inmunológico. Es un hábito muy útil para controlar los síntomas de la psoriasis, una enfermedad de origen autoinmune.

Todos, no solo quienes padecen psoriasis, deben practicar ejercicio físico de forma habitual y seguir una dieta saludable para mantener bajo control su peso corporal y prevenir la aparición de diferentes problemas de salud.

No obstante, mantener un estilo de vida activo es especialmente útil para las personas con psoriasis puesto que tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar diabetes y trastornos cardiovasculares, en comparación con la población general. Para mejorar tu salud, es recomendable que practiques ejercicios aeróbicos, como montar en bicicleta, caminar o bailar. El ejercicio también estimula tu sistema cardiovascular y contribuye a regular los niveles de azúcar en sangre, dos indicadores importantes para mantener una buena salud.

Se ha comprobado que la práctica regular de ejercicio físico también alivia el estrés, uno de los principales desencadenantes de los brotes de psoriasis. Además, estimula la producción de endorfinas, los neurotransmisores que regulan el estado de ánimo y el nivel de energía, y ayuda a combatir las hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina.

Realizar ejercicio con frecuencia también beneficia tu sistema inmunológico activando las células del organismo que combaten a las bacterias. Por tanto, recuerda que mantenerte activo no solo es divertido sino que te ayudará a controlar la psoriasis.

Referencias

 

2+

¿Te resultó útil?